Blog del Fotógrafo Cubano

No hace falta tener muchos recursos, sino buena imaginación para obtener buenas capturas…

By

Iluminar los ojos de nuestras fotos

Muchas veces hablamos de los ojos rojos y cómo evitarlos o corregirlos. Pero mismo si lo ojos salen perfectos en nuestra fotografía, siempre podemos darles un toque de iluminación (todos los profesionales lo hacen) para que resulten más impactantes y hasta más reales en nuestras fotos.

Obviamente todo comienza cámara en mano: lo primero que tenemos que hacer es enfocar con cuidado, pues queremos que los ojos estén perfectamente enfocados y nítidos. También debemos pensar en la composición, en las fotos que os compartimos hoy el espectador es fuertemente atraído a los ojos de los sujetos que se vuelven así protagonista de las fotos. En la primer foto el resto del rostro está cubierto, atrayendo inevitablemente la mirada a los ojos y la mano donde se puede ver la piel, quizás por el contraste de colores y tonos que se genera. Pero son justamente los ojos, brillantes, casi como si tuvieran luz propia, los que absorben casi la totalidad de nuestra atención al ver la foto. Recuerda que la regla de la edición de retratos es que queremos que algo se destaque sin resultar irreal.

                                Pasos para dar luz a los ojos

El proceso es muy fácil y rápido, y si bien los resultados son diferentes dependiendo del color de los ojos, seguro les gustará y reavivará vuestras fotos.

Primero nos situamos sobre la foto que vamos a editar y seleccionamos el pincel, acomodamos el grosor y lo ponemos en color negro.

Luego vamos a ponernos a trabajar en el modo de Máscara rápida (acceso Q –para ordenadores con Windows-). Al hacer esto la selección quedará marcada en rojo. Una vez que seleccionamos todo lo que queremos iluminar presionamos nuevamente la tecla Q para ponerle modo normal y también vamos a invertir la selección (Selección – Invertir).

Finalmente creamos una capa nueva de niveles (El ícono negro y blanco en la parte baja del menú de Capas, y seleccionar niveles). La ponemos en modo Trama (en lugar de normal). Inmediatamente veremos un cambio. Luego es cuestión de jugar con las configuraciones de tonos oscuros y claros, y medio-tonos hasta que tenga la apariencia deseada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *