Blog del Fotógrafo Cubano

No hace falta tener muchos recursos, sino buena imaginación para obtener buenas capturas…

By

15 Formas de Fotografiar Montañas Sin Matar de Aburrimiento

w3r2r

Decía Ansel Adams que “No tomas una foto, la haces”. Puedes ver una maravillosa montaña ante ti, tomar una foto de ella y quedarte tan desilusionado como un surfista sin olas. Sin embargo, puedes tener ante ti una escena de lo más anodina y lograr una imagen impresionante si sabes cómo hacerlo.

Por eso hoy te voy a dejar algunos consejos para fotografiar montañas, así en tus salidas al monte, en tus viajes o en tus escapadas fotográficas sabrás como hacer una fotografía de estos accidentes geográficos y no te quedarás sólo en el más-que-probable-desilusionante-acto de tomar una imagen ni acabarás aburriendo al personal.

1. Incluir personas

ballet-pose-1725207_1920-400x250

No se trata de hacer un retrato con la montaña al fondo como si se tratara de un turista dejando constancia de que ha estado allí. La protagonista es la montaña por lo que la persona que incluyas servirá para crear una escala de dimensión, es decir, mostrar el tamaño real de la gran roca, puesto que si no existe una referencia el público no podrá intuir su tamaño. El incluir personas también añade interés por la imagen,  el espectador se sentirá más identificado y, por tanto, atraído

2. Líneas

FrankWinkler2

Si aún no lo sabes, las líneas son un gran recurso compositivo que no sólo encontrarás en la arquitectura y las ciudades, están también presentes en la naturaleza. Ayudan a ordenar la composición, a guiar la mirada, a crear sensaciones. Inclúyelas en tu fotografía de montañas y verás cómo la imagen se torna más atractiva al ojo del espectador. Puedes realizar la prueba, fotografiar una montaña sin más y fotografiarla incluyendo algunas líneas que guien al espectador a un punto de interés, o a la misma roca.

3. Diagonal

Y hablando de líneas, he de recordar que existen distintos tipos de líneas y que cada una provoca sensaciones diferentes. Las líneas más potentes en un paisaje de montaña son las diagonales y la “S” que te cuento a continuación. Incluir una línea diagonal en una fotografía de montaña es provocar una tensión y una fuerza en la imagen que difícilmente conseguirás con otro tipo de líneas.

Si además incluyes a personas ascendiendo o descendiendo esta diagonal podrás manejar los sentimientos del público a tu antojo. Te cuento, no es la misma emoción ni la misma tensión la que se produce cuando alguien asciende. El esfuerzo, el cansancio y el hecho de que aún queda llegar a la meta, no transmite la misma sensación que un descenso, más relajado y calmado.

4. Incluir una “S”

La línea curva o, mejor dicho, la doble línea curva, la que forma una “S” es muy seductora. Se utiliza mucho en fotogafía de paisaje, utilizando caminos, carreteras, ríos o riachuelos, marcas en los campos de cultivo o incluso el mismo dibujo de las montañas. La “S” por sí sola aporta belleza a la imagen. Unas veces su presencia será muy evidente, otras será más sutil, pero de una forma y otra, funciona. Pruébalo, verás como no te decepciona este truco.

5. Reflejos

Si tienes agua cerca, de un río, un lago… no dejes pasar la oportunidad de fotografiar sus reflejos. La simetría que se consigue suele ser muy atractiva, aunque procura que no sea una simetría perfecta porque entonces puedes caer doblemente en el aburrimiento del espectador.

Los reflejos se consiguen mejor cuando el agua no está muy iluminada y el motivo a reflejar sí que lo está. Si quieres que el reflejo sea nítido fotografíalo cuando el agua esté más calmada. Te ayudarán un filtro polarizdor y un objetivo gran angular. Utiliza aperturas pequeñas (número f/ alto) y cambia de ángulo si no consigues ver bien el reflejo

6. Luz

La luz es el elemento más importante en una fotografía. Aprender a manejar la luz es como tener la llave maestra, una varita mágica.

Resumiendo mucho aquí tienes algunas claves:

  • Utiliza la luz lateral del atardecer para poner en relieve sombras y destacar detalles en laderas sinuosas, acantilados…
  • También puedes jugar con ella para crear contraste y drama.
  • Recuerda que los días nublados aplanan la luz, si deseas un paisaje tranquilo, relajante puede ser tu luz ideal.
  • La luz dura y cenital del mediodía ahoga las sombras por lo que resta detalle a las montañas.
  • La luz del atardecer te regalará un precioso color dorado

7. Niebla

Las fotografías bañadas por la niebla tienen un halo de misterio e incluso un cierto caracter onírico. Una montaña con niebla será casi siempre más interesante que una roca despejada. Que la niebla no te detenga, más bien lo contrario, ha de ser tu excusa perfecta para salir con tu cámara

 

8. Blanco y negro

Una forma de añadir dramatismo a una imagen, es decir, de que provoque un mayor impacto, de que se grabe en la retina y se quede posada en la memoria de quien la contempla, es el blanco y negro. ¿Siempre? Por supuesto que no. No todas las fotografías quedan bien en blanco y negro, hay que saber mirar. Pero no te asustes, aquí tienes 12 trucos para captar impresionantes paisajes en blanco y negro o consejos para una mejor fotografía en blanco y negro.

Y si quieres profundizar más en el blanco y negro, te recomiendo La Guía Completa Para la Fotografía en Blanco y Negro, publicada por Blog del Fotógrafo.

9. Nubes

Si piensas incluir una buena parte de cielo en el encuadre a la hora de fotografiar una montaña, procura hacerlo un día con muchas nubes. Los cielos despejados pueden resultar muy tentadores para salir a pasear, pero en una foto quedan demasiado sosos y aburridos. Evítalos

10. Perspectiva aérea

También se conoce como perspectiva atmosférica y se potencia por condiciones ambientales como la niebla o la lluvia. Si logras capturarla añadirás mucha profundidad a la escena y el espectador tendrá la sensación de estar dentro del paisaje. Una escena demasiado plana, más si se trata de un paisaje (y montañoso) es más que probable que resulte muy aburrida.

11. Profundidad

También puedes ganar profunidad incluyendo elementos en primer plano, de forma que tu fotografía se componga de un primer plano, elementos en un segundo, y un tercer plano con tus montañas

12. Color

Juega con el color. Esto no significa que sobresatures la imagen, no quedará aburrida, pero sí tan chillona que puede hacer daño a los ojos. Esto es un error que cometemos mucho al principio, procura no caer tú también en él. Usa los colores con elegancia e inteligencia. Colores brillantes sin saturar, colores del atardecer o amanecer… Lo importante es que sepas manejar bien la luz para lograr este propósito.

13. Emoción

Ya te he contado casi al principio del artículo que puedes provocar un tipo de emoción u otro simplemente cambiando un descenso por un ascenso. Igualmente puedes transmitir sensaciones de calma y/o tranquilidad incluyendo una persona en actitud de reposo, o de nostalgia o melancolía con un bajo contraste, o jugando con los colores. El fin último de la fotografía es emocionar y, aunque te cueste creerlo, tienes ese poder con tu cámara.

14. Contraste

Existen diferentes formas de introducir contraste en una imagen, bien utilizando la luz, el color, los contrastes del propio paisaje, del cielo o, como en la imagen del ejemplo, contrastes relacionados con el clima o la meteorología. Es indudable que un contraste como este añade atractivo a la imagen. Si logras un buen contraste, tu imagen no pasará inadvertida y mucho menos aburrirá al personal.

15. Practica

Este es el mejor consejo que te voy a dar, si no practicas, si no sales con tu cámara a buscar montañas, por mucho que leas este artículo u otros cien, por mucho que los aprendas de memoria, si sólo sales un día a tomar una foto te aseguro que el resultado será muy decepcionante. Estos consejos te ayudarán, pero lo que de verdad te ayudará será ponerlos en práctica.

Gracias por llegar hasta aquí. Si te ha parecido interesante te agradecería enormemente que lo demostraras con un “Comentario” y/o compartiéndolo con tus amigos. ¡Hasta pronto!

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *